fbpx

¿Cuánto cuesta una página web?

Jul 14, 2019 | DISEÑO WEB | 2 Comentarios

Somos Isaac y Jessi, especialistas y apasionados del Marketing Digital

Ayudamos a emprendedores y pequeñas empresas a aumentar su visibilidad online con páginas web y estrategias adaptadas a su proyecto, trazamos objetivos y conseguimos resultados. 

Creamos páginas web que atraen clientes desde el primer día.

 

Hoy vamos a contarte cuanto cuesta realmente una página web y porque existe tanta diferencia de precios en el mercado.

 

Si tienes una empresa o estas pensando en emprender, seguro que te has hecho alguna vez esta pregunta y la realidad es que responderla no es tan sencillo, ya que lo primero que debes saber es que el precio depende de muchos factores. 

 

En este artículo vas a descubrir por qué hay tanta diferencia de precios y qué factores debes tener en cuenta a la hora de contratar a un profesional.

 

SIGUENOS EN REDES

1. ¿Cuánto cuesta hacer una página web?

2. ¿Qué tipo de web necesito?

3. ¿Por qué desconfiar de precios excesivamente baratos?

4. Factores a tener en cuenta en el presupuesto de mi página web

5. ¿Qué funcionalidades necesito para mi página web?

6. Mantenimiento de mi página web 

7. Entonces, ¿cuánto cuesta realmente una página web?

8. Nuestros precios 

9. Conclusión

INDICE ARTICULO

¿Cuánto cuesta una página web?

Lo primero que tienes que tener claro es qué objetivo pretendes con tu página web y en función de tu objetivo, qué tipo de página web necesitas.

Por ejemplo, no es lo mismo que quieras vender productos o servicios y que el proceso de la venta se lleven a cabo en la misma página web donde necesitarás una tienda online, que un blog o una web corporativa porque tu objetivo es que los potenciales clientes te encuentren y contacten contigo.

Por otro lado, ¿qué necesitas? ¿Una web al modo “tarjeta de visita” o una herramienta que te ayude a vender?

Influyen diferentes factores y funcionalidades que has de tener en cuenta a la hora de diseñar tu página web si quieres que te ayude a vender. 

Pero no te preocupes, lo vamos a ver todo en este artículo.

Eso si, si tu página web va a ser uno de los pilares de tu negocio te recomendamos que no contemples el coste como un gasto sino como una inversión para conseguir tus objetivos y generar ingresos.
Si vas a lo gratis en todo, significa que no vas en serio.

¿Qué tipo de web necesito?

Existen muchos tipos de páginas web, cada una con un objetivo y con características diferentes. Aquí te detallamos las más habituales:
$

Web corporativa

Las web corporativas son las que nosotros llamamos “tarjeta de visita”. 

Su función principal es la de presentar a una empresa. Quiénes son, a qué se dedican, productos, servicios, localización y poco más.

Se trata de una web bastante sencilla y el factor principal que aumentaría su precio es si se quieren presentar las características de un amplio surtido de productos o servicios en la web.

Este tipo de web tienden a ser poco funcionales y no tienen mucha  relevancia dentro del plan estratégico de Marketing. Solemos encontrarlas en empresas que todavía no están explotando el canal digital en toda su expresión.

Si lo que quieres es utilizar tu web como elemento estratégico para impulsar tu negocio debes dotarla de un diseño personalizado y otras funcionalidades como blog corporativo, formularios, descargables de valor para tus usuarios, integraciones…

$

Web o blog de marca personal

Las webs o blog de marca personal están pensadas para transmitir tu esencia de marca personal de forma estratégica.

Además de ser bonita debe estar diseñada de manera estratégica para que venda. De este modo, necesita más carga de funcionalidades como un blog, herramientas y plugins.

Es recomendable que sea autogestionable y que se aplique una estrategia de contenidos, difusión de los mismos, captación de leads, integración de email marketing etc. para conseguir visibilidad en Internet.

$

Tienda online / Ecommerce

Este tipo de web tiene una gran diferencia respecto a la dos anteriores y es que el cierre de la venta se produce directamente en la web.  

Por este motivo, incluye muchas más funcionalidades e integraciones como catálogo de productos, proceso de compra, pasarela de pago, facturación…

Todos estos elementos encarecen el precio respecto a una web convencional porque exige al diseñador un trabajo más laborioso tanto en diseño como en configuración.

Del mismo modo que la web o blog de marca personal, lo recomendable para darle visibilidad en Internet y convertirla en una tienda que funcione, es que sea autogestionable y dotarla de otras funcionalidades que faciliten la aplicación de una estrategia online potente.

$

Escuela online

Una escuela online es un tipo de web cada vez más habitual. 

Consiste en habilitar zonas privadas para dar acceso a los alumnos a recursos, materiales o cualquier tipo de información que no deba de estar disponible para otros usuarios.  

Lo más recomendable es utilizar una web de membresía. Para estos casos, también necesita de un trabajo laborioso ya que se producen ventas a modos de suscripción, ventas de cursos y habilitar diversas herramientas para automatizar procesos.

$

Web programada a medida

Por último, quizás lo que necesites es una web programada a medida. Ya no hablamos a nivel de diseño sino a nivel de seguridad o necesidades concretas o muy específicas que no se puedan resolver con un módulo o un plugin y requiera de programación.

 

 

 

¿QUIERES UNA PÁGINA WEB PARA CONSEGUIR MAYOR VISIBILIDAD ONLINE Y CONVERTIR TUS VISITAS EN VENTAS?

¡UNA WEB INVISIBLE NO SIRVE PARA NADA!

Nuestro pack es un servicio integral pensado para que tengas una web diferenciadora, potente y recibiendo clientes desde el primer día.

¿Por qué desconfiar de precios excesivamente baratos?

De las plataformas “móntatelo tu mismo” no vamos a hablar porque son  tan básicas que no sirven de mucho. Ni te cuento si no eres un poco hábil con la tecnología. 

Pero, ¿Podrías tener una web buena, bonita y barata? 

¡Claro! Pero depende…

Nosotros te recomendamos que desconfíes siempre, así de primeras. Da igual que sea un precio caro o barato a primera vista.

No es necesario quedarnos con el presupuesto más caro. Quizás tampoco con el más barato. Pero la realidad, es que depende…

 

Lo importante es tener claro qué necesitas y qué incluye el presupuesto de tu futura página web para no encontrarte con sobre saltos de última hora.

 

 

Algunas de las preguntas que te debes hacerte son:

¿Incluye registro de mi dominio y hosting?

 

¿Incluye mantenimiento y actualizaciones?¿Cuánto tiempo?

 

¿La web es autogestionable o para cualquier cambio tengo que pagar más?

 

¿Van a diseñar las imágenes o sliders de mi web? ¿Tengo capacidad de aportarlos yo?

 

¿Soy capaz de redactar textos que conecten, funcionen y vendan para mi web? ¿Esto lo incluye?

 

¿Quiero que mi web esté preparada para controlar el tráfico que recibe, captar leads o hacer campañas de publicidad a quien visite mi web?

 

¿Quiero automatizar procesos para que mi web venda en piloto automático?

 

¿Voy a enviar emails a cualquier contacto que se registre en mi web?

 

Estás son algunas de las cosas que debes valorar, ya que lo barato al final puede resultarte caro. 

 

Si quieres saber qué factores son los que debes tener en cuenta, te recomendamos que continúes leyendo 😉

Factores a tener en cuenta en el presupuesto de mi página web

 

Servidor web y dominio